Koi Estudio Creativo 2017
    post __ No comments

    La identidad corporativa y sus aplicaciones

    Yuddy Hernadez / Enero 23, 2017 / Diseño

    Tener una Identidad corporativa bien diseñada y con un gran concepto no garantiza que los futuros clientes empiecen a conocer nuestra empresa, si bien tener una buena imagen es la base de todo, hay otras acciones que debemos ejecutar para empezar a posicionar esa imagen en la mente de los clientes actuales y futuros.

    Podemos hacer uso de los recursos actuales conservando la esencia de la imagen y los colores corporativos.

    1. Tarjetas personales:

    A mi parecer es el único impreso que no tiende a desaparecer, y sin duda alguna el más importante, es lo mínimo que un empresario debe llevar consigo y tener siempre a la mano, pues nunca se sabe donde encontremos alguien que necesite de nuestros servicios o productos. Es una forma atractiva de entregar los datos de contacto básicos y suficientes para que sepan un poco más de lo que podemos ofrecer a nivel profesional.

    2. Impresos:

    Carpetas, brochure, plegable, sobres, flyer, etc, muchas de estas presentaciones se pueden enviar vía correo electrónico, los impresos cada día van tomando menos fuerza por varias razones:

    A. Cuidar el medio ambiente, si vamos a hacer un impreso que sea estrictamente necesario y justificado, es una pieza que puede ser muy atractiva visualmente pero al final va a resultar en la basura.

    B. Presupuesto, imprimir puede ser costoso si la pieza que queremos lleva acabados y/o papeles especiales.

    C. Grandes cantidades: En la industria de la impresión hacer 100 unidades muchas veces es desgastante, hay estándares que ya están inmersos e implican hacer una impresión por miles y en muchos casos 1.000 unidades de una pieza, es demasiado y si cambiamos información relevante o datos de contacto, perdemos lo que ya está y tendríamos que volver a imprimir.
    Al final los impresos son piezas que tienden a desaparecer por temas de medio ambiente, costos y poca efectividad pues al final se convierte en residuo, si vas usar este recurso que sea de una forma responsable y justificada.

    3. Web.

    Al contrario de los impresos usar los medios digitales para dar a conocer la imagen corporativa de la empresa es muy efectivo y asequible. Lo primero a tener en cuenta es el sitio web, pues este habla de tu empresa, tus servicios o productos y permite hacer un contacto muy fácil.

    Las redes sociales son totalmente gratuitas y si tienes disposición y tiempo puede llegar a ser una gran herramienta de comunicación con tus clientes, para aprender a aprovecharlas efectivamente hay que documentarse al respecto, hay mucho contenido en internet para aprender de forma totalmente gratuita, es un tema de dedicación y juicio.

    También puedes crear un blog, contar sobre tu empresa y compartir tu experiencia a través de experiencias relacionadas al sector.

    Como ves hay muchos recursos para empezar a mostrar la identidad corporativa de tu empresa, todo debe tener unidad gráfica, conservando los colores, la diagramación y el tipo de letra, siguiendo estos principios básicos todo lo que hagas con tu imagen demostrará personalidad de marca y afinidad.